martes, 2 de mayo de 2017

A LOS 46 AÑOS, FALLECIÓ MANUEL "ROMPEHUESOS" AZAR


El medallista de bronce en Winnipeg 99 murió la semana pasada, producto de una insuficiencia cardíaca. Había combatido por última vez en 2004. El sitio web "A LA VERA DEL RING", publicó la nota de ANDRÉS MOONEY, que reproducimos a continuación (Foto de la misma fuente).

Vivió a más de 200 kilómetros por hora, fiel a la pasión que abrazó mucho antes de calzarse un par de guantes por primera vez: el automovilismo. Casi sin proponérselo, Manuel Azar tuvo un ritmo de vida vertiginoso. Comenzó a boxear a los 25 años, y en poco tiempo se convirtió en medallista panamericano y en una de las figuras del boxeo aficionado argentino. "Rompehuesos" pasó por la vida como por el ring, a toda velocidad pero dejando una huella.
El último jueves, a las 12 y en el Hospital Italiano de barrio General Paz, el corazón de Azar dijo basta, tras una larga pelea que comenzó en 2005 contra una insuficiencia cardíaca que lo tuvo a maltraer con diálisis, la esperanza del arribo de un corazón artificial desde Alemania que nunca se concretó, e internaciones como la última, que arrancó el 1 de marzo y lo obligó a pasar su 46º cumpleaños (el 15 de abril) en un nosocomio.
Postergado por las cámaras y los flashes que a fines de los 90 y principios del 2000 lo persiguieron durante su carrera boxística, el ganador de la presea de bronce en Winnipeg 1999 murió acompañado por el calor de su esposa y compañera, Iris, y el de sus hijas Antonella, Mariana, Julieta y Valentina. Su cuerpo fue sepultado en el cementerio de Monte Cristo.
Medalla, Luna y Orfeo
Pulido en el seleccionado nacional por el cubano Sarbelio Fuentes y Carlos Tello, Azar no alcanzó, en el profesionalismo, el brillo que muchos le auguraban. Sin embargo, se dio el gusto de, desde su Mi Granja natal (una pequeña localidad con menos de 3.000 habitantes, situada a 17 kilómetros de Córdoba capital), entreverarse con los mejores boxeadores del país y del continente.
Como amateur, se destacó en los Panamericanos de 1999, ocasión en la que compartió la medalla de bronce con el brasileño Claudio Silva. Y, ya como púgil rentado, "Rompehuesos" tuvo una corta carrera en la que acumuló nueve triunfos (siete por nocaut) y dos derrotas. Se retiró en 2004, tras perder contra Lisandro "el Carnicero" Díaz (por puntos, en fallo mayoritario después de cuatro rounds, en el Luna Park) y frente a Fabio "la Mole" Moli (por nocaut en el segundo asalto, en el Orfeo).
Como por un capricho del destino, Azar llegó al mundo en una rara coincidencia con el boxeo y la muerte: nació el día en el que falleció su tío abuelo, el mediano Amado "Sapo" Azar (hermano de Jorge, también boxeador), medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1932 y excampeón argentino mediopesado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario